Leave a comment

El Cruce Sanmartiniano: La Expedición Zelada – Dávila

El Cruce de los Andes fue un conjunto de maniobras realizadas por el Ejército de los Andes de las Provincias Unidas del Río de la Plata (Argentina) entre el 12 de enero y el 8 de febrero de 1817, para atravesar la cordillera de los Andes desde la región argentina de Cuyo hasta Chile, y enfrentar a las tropas realistas leales a la Corona española que allí se encontraban. Formó parte del plan que el general José de San Martín desarrolló para llevar a cabo la Expedición Libertadora de Chile y del Perú.

El Cruce de los Andes es considerado uno de los grandes hitos de la historia argentina, así como también como una de las mayores hazañas de la historia militar universal.

chile-2_0

El General José de San Martín planeó la invasión militar a Chile con seis columnas perfectamente sincronizadas, todas tenían fechas de partida, distancia que debían recorrer por jornada y fecha de toma de los objetivos, y se cumplieron sus directivas con total exactitud.
El mismo día que San Martín triunfaba en Chacabuco con las dos columnas principales a su cargo, las cuatro auxiliadoras tomaban los objetivos con total éxito.
De estas últimas, la única en la que tuvo participación activa el general Manuel Belgrano, jefe del Ejercito del Norte, fue en la de la Rioja. A pedido de San Martín, Belgrano debió enviar a dos oficiales de su confianza para que organizaran la misión.
Francisco Zelada partió desde Tucumán con 12 hombres de línea en los primeros días de enero de 1817, con las instrucciones de llegar a Guandacol antes del 22 de enero, fecha establecida por el General San Martín para que partieran todas las columnas.
Por la cuesta del Totoral, Zelada ingresó a Catamarca y desde allí se desplazo hasta el pueblo de Chumbicha, cruzó la quebrada de la Cébila, pasó por Arauco, Los Sauces, Famatina y Cuesta de Miranda, hasta llegar a Guandacol. Allí ya lo esperaban el Gobernador Martínez, los 200 llanistas, el capitán Nicolás Dávila y sus hombres y los baquianos y rastreadores de la zona.
La expedición auxiliar Zelada-Dávila, tuvo como objetivo tomar dos puntos principales del territorio chileno; la localidad de Copiapó cuya importancia residía en ese entonces por la minería que allí se desarrollaba y el puerto de Huasco, en la región de Atacama, donde se encontraban fuerzas militares realistas.
La expedición estuvo planificada por el general José de San Martín, cuando decidió invadir Chile, para posteriormente, vía marítima, libertar Perú.
Para ello, pensó en el armado de seis columnas que llegarían simultáneamente a territorio chileno; tres por Mendoza, por El Portillo, El Planchón y Uspallata, dos por San Juan, por Los Patos, por donde iría el propio San Martín acompañado por Bernardo O`Higgins y por Aguas Negras. Finalmente, la expedición que se realizó por la cordillera riojana, por el Paso de Comecaballos.
Con tal propósito, San Martín solicitó apoyo a Manuel Belgrano, quien en ese momento se encontraba estacionado con el Ejército del Norte en Tucumán, ya que el general estimaba que en La Rioja no habría la suficiente cantidad de hombres para el acompañamiento.chile-1_0
Planteada la situación a Belgrano, éste decidió enviar a La Rioja al oficial Benito Martínez, nacido en la Banda Oriental, quien poseía una gran experiencia adquirida con el Ejército del Norte.
Consecuentemente, en agosto de 1816, Benito Martínez se hizo cargo de la Provincia como gobernador, para luego dar inicio a la creación de las fuerzas que formarían parte de la expedición auxiliar a Chile.
Para tal motivo, Benito Martínez solicitó al Comandante de Armas del oeste riojano, Nicolás Dávila, quien se encontraba en Famatina, que reclutara un contingente de hombres, consiguiendo Dávila, ciento cincuenta personas.
A su vez, Martínez se contactó con el mismo propósito con el Comandante de Armas de Los Llanos, Fulgencio Peñaloza, quien recibió colaboración para esto de Juan Facundo Quiroga, llegando a juntar doscientos llanistas aproximadamente.
Una vez que el contingente compuesto por trescientos cincuenta hombres estaba listo, el 12 de enero de 1817, partieron desde Chilecito por la Cuesta de Miranda, hacia Guandacol, para trasponer la Cordillera por el Paso de Comecaballos, paralelo al de Pircas Negras y Peñas Negras.
Comecaballos, era un sendero que transitaban frecuentemente arrieros que trasladaban ganado en pie hacia Copiapó, donde había una gran actividad minera, de la cual participaban muchos riojanos.
El 22 de enero, partió la expedición encabezada por el oficial Francisco Zelada, junto a doce hombres experimentados más, mandados por Manuel Belgrano y Nicolás Dávila con sus trescientos cincuenta milicianos (personas sin experiencia en combate).
Según los registros, la Expedición Auxiliar Zelada-Dávila, llegó a territorio Chileno el 1 de febrero, donde dividieron sus fuerzas, en la unión del Río Cachito y Jonquera, con el propósito de tomar Huasco y Copiapó.
Respectivamente, Dávila encabezó la que tomó Copiapó con un ejército aproximado de ochenta hombres, mientras que Zelada llegó a Huasco con el resto de las tropas.
Esta estrategia se llevó a cabo de acuerdo con lo planificado por el General San Martín, para que de manera sincronizada los ejércitos llegaran a territorio chileno y tomarán posesión, simultáneamente, el 12 de febrero.
El 12 de febrero a las cinco de la mañana, Nicolás Dávila y sus hombres tomaron de sorpresa a los realistas en Copiapó, prácticamente sin disparar una sola munición, dada la perfecta estrategia para sorprender al enemigo, apoderándose del cuartel y la plaza del lugar.50cf84b177d3a_562x365
Lo mismo hizo Francisco Zelada en Huasco, con la particularidad que éste no mandó a avisar del éxito de la misión, lo que provocó que el cometido estuviese a punto del fracaso, ya que Dávila y sus hombres se vieron acusados por lo prorealistas de que no eran patriotas, sino saqueadores.
Estas versiones tomaron fuerzas, además, porque los soldados de Dávila, al ser gauchos comunes, no llevaban uniforme y presentaban una vestimenta común, sólo lo que los identificaba era una gorra negra con vivos rojos o viceversa.
Para mantener la paz, Nicolás Dávila convocó a una asamblea entre los principales vecinos del lugar, para designar una suerte de gobierno local democrático, que cayó en la persona de Miguel Gallo (chileno).

La Expedición Zelada-Dávila, fue incluso más importante que la que cruzó a Chile por San Juan, dada la cantidad de hombres que participaron y las dificultades del trayecto, teniendo en cuenta su mayor longitud y la altitud, llegando en partes a más de cinco mil metros sobre el nivel del mar.

Leave a comment

La Rioja 2014: Expedición Zelada – Dávila

Es tiempo de ir preparando los bolsos, la ropa de montaña, las botellas de agua y los protectores solares: en tan solo 6 días comenzará una nueva cruzada sanmartiniana, solo que esta vez, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa participará de la Expedición Zelada – Dávila, llevada a cabo en la provincia de La Rioja.

Esta expedición, organizada el gobierno de La Rioja, recrea la gesta histórica del pueblo riojano que participó de la epopeya sanmartiniana del Cruce de los Andes y de la independencia de Chile y Perú.

Para ir entrando en clima, nada mejor que leer lo que los medios locales opinan de este gran suceso, que año tras año, cautiva a aquellos valientes que se animan a vivirla.

Nota1

Nota2

 

Leave a comment

Cruce Sanmartiniano 2012: La Epopeya continúa

Hace casi dos años, una gran comitiva de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) partió rumbo a Barreal, donde los esperaba la experiencia más increíble; una semana de puro conocimiento personal, liderazgo y compañerismo. En la edición 2012 del Cruce Sanmartiniano se vivieron esas cosas y muchas más, que año tras año algunos afortunados tienen la posibilidad de vivir.

Entre el 8 y el 15 de febrero de 2012, se realizó el Cruce que recrea los pasos de la columna principal del Ejército de San Martín durante la gesta libertadora de 1817. Estas 20 personas fueron testigos de los imponentes paisajes de nuestro país: BERECIARTÚA JOSÉ, ALMEIDA DANIEL, BERECIARTÚA PEDRO, CASTRO BERNARDO, CECI RICARDO, CIRERA SEBASTIÁN, ESTEBAN FELICITAS, FERNÁNDEZ MATÍAS, FERNÁNDEZ SERGIO, GARCIA PABLO, KLEINUBING RUBÉN, LOMELLO ADRIÁN, MUNAFÓ JUAN, MUÑIZ AGUSTÍN, PAGGI ALEJANDRO, SANCHEZ RICARDO, SEGOVIA PABLO, TELLO ANALIA, VALIENTE JUAN, ZERBO CARLOS PEDRO.

Estos afortunados que pudieron formar parte del Cruce rescatan de esta experiencia, la posibilidad de medir sus propias capacidades de resistencia frente a una empresa tan dura y exigente que se realiza a caballo durante 7 días y con condiciones climáticas adversas.Todos afirman que fue una prueba personal que les permitió salir altamente reconfortados por muchos motivos más de los esperados. Y es que realmente si uno se lo propone, no hay empresas imposibles, todo depende de la voluntad y la pasión.

Una vez más, y luego del primer Cruce del 2011, CAME dejó su huella en lo alto de la Cordillera de los Andes, demostrando que realmente es sinónimo de liderazgo y emprendedorismo a nivel nacional.
Así como José de San Martín fue protagonista de una de las mayores hazañas de la historia mundial, este grupo revivió la epopeya y pudo sentir en primera persona la superación y el crecimiento personal.

Aquellos interesados en participar del Cruce de Los Andes, Edición 2014, deberán contactarse a través de Secretaría General a jabereciartua@came.org.ar.
Cupos muy limitados.

Leave a comment

Cruce 2011: Así empezó esta experiencia

Desde el año 2011, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), promueve la realización del Cruce Sanmartiniano, un viaje de liderazgo y crecimiento personal, que recrea los pasos dados por el General San Martín en 1817.

Durante 7 días, dirigentes de distintos lugares del país transitan escenarios como Barreal (San Juan), Los Manantiales, río Las Leñas, Cañada Honda, Vegas de Gallardo y Valle Hermoso, esos mismos que fueron protagonistas de una de las hazañas más importantes a nivel mundial.

José A. Bereciartúa, Guillermo Cabrera, Silvia Bazterrica, Sebastián Bel, Diego Bianco, Jorge Bizet, Horacio Czajkowski, Estefanía Garay, Alfredo González, Mónica Lecitra, Patricia Maluff, Néstor Miskoski, Walter Moscardini, Diego Navarro, Ramón Ossa, Diego Ossa, Emilio Sáez, Cristian Savoretti, Ricardo Schroder, Pablo Segovia, Mariano Sisterna, Matías Stehli, Pedro Uribarena, José Luis Valdés, José Julián Valdés y Silvia Yafar, fueron los integrantes del Cruce 2011, el primer grupo que se animó a vivir esta experiencia y que pudo dejar en lo alto de la Cordillera, una plaqueta en representación de CAME con sus nombres.

Entre los momentos que ellos recuerdan como “memorables” figuran: el encuentro en la frontera con los hermanos chilenos, los primeros pasos, los campamentos, las noches con el cielo lleno de estrellas, la tierra que cada uno traía desde su provincia, y muchos otros más que quedarán plasmados por siempre en sus recuerdos. Por supuesto, cada año y cada nuevo Cruce traen nuevas anécdotas, nuevos compañeros, diferentes paisajes presenciados y vivencias que hacen de cada viaje, uno inigualable.

“Hemos logrado el objetivo, tal como San Martín”, es una frase que estas 26 personas pudieron decir en voz alta al finalizar la travesía y de la cual no muchos, pueden jactarse.

Leave a comment

El Cruce Sanmartiniano y su 4° año de liderazgo ininterrumpido

Imagen

El pasado 16 de agosto se llevó a cabo el lanzamiento del Cruce Sanmartiniano 2014, que también incluyó una serie de actividades de liderazgo dirigencial en CAME.

Entre los 90 asistentes, se encontraron aquellos que habían asistido al Cruce en alguna de sus tres ediciones y también algún afecto que los acompañó: familiares, amigos o compañeros, quienes escucharon atentos lo vivido durante la travesía, anécdotas y también los motivos por los que volverían sin dudas a realizar el Cruce.

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), convoca como todos los años, desde 2011, a participar de la edición 2014 del Cruce Sanmartiniano, que recrea los pasos de la columna principal del Ejército de San Martín durante la gesta libertadora de 1817.

Se trata de un viaje único, donde un grupo privilegiado no sólo tendrá la posibilidad de conocer paisajes increíbles de nuestro país, sino que podrá vivir una experiencia de liderazgo positivo y de verdadera superación personal.

Los interesados deberán contactarse a través de Secretaría General a jabereciartua@came.org.ar.
Cupos muy limitados.

 

Leave a comment

Próximamente novedades acerca del Cruce 2014 e historias sobre los Cruces anteriores

Próximamente novedades acerca del Cruce 2014 e historias sobre los Cruces Anteriores

Leave a comment

Los integrantes del Cruce 2013: Cristian Werner

Cristian Werner es delegado ante FEDAJE de la Cámara de Jóvenes Empresarios de la Federación Económica de Entre Rios (JEFEDER), tiene un sitio WEB dedicado a la  actividad periodística y apuntado a servicios de consultoría.

Vive en María Grande, Entre Ríos, donde se considera una persona que incentiva a la gente para actuar y hacer diferentes actividades.

Es embajador de una vida social activa, razón por la cual fundó la Asociación Atlética con algunos amigos.

Evidente amante de la vida al aire libre, Cristian Werner esta tan sólo a horas de vivir una experiencia única: la recreación del Cruce Sanmartiniano, epopeya Argentina.

¿Con qué expectativas encara este viaje?

Con las mayores, para mí es un desafío en lo personal ir a hacer el Cruce, pero creo que todavía no soy conciente de lo que voy a hacer, seguro allá me pase eso.

¿Cuál es la razón principal por la que decidió formar parte del Cruce Sanmartiniano 2013?yop

Principalmente porque me lo tomo como un desafío personal. Y también por las ganas de sentir algo nuevo,  algo fantástico, algo diferente a lo tradicional, no encasillarme en las cosas pequeñas y salir a ver otras nuevas.

También estoy yendo al Cruce por invitación de la Federación Económica de Entre Ríos que quería que alguien del lugar viaje a San Juan para que esté presente la provincia.

¿En qué aspectos piensa que esta experiencia puede enriquecerlo como líder empresarial?

En todo lo que tiene que ver con el trabajo en equipo, la solidaridad, la motivación y lo que tenga que ver con la organización. Y aplicar eso a la actividad comercial, es fundamental.

¿En qué aspectos ve a San Martín como un líder y en qué aspectos se ve relacionado en él?

Lo veo como un gran estratega y en cuanto al liderazgo creo que tuvo una gran capacidad para salir a flote en los momentos difíciles. Ahí creo que me relaciono un poco.

¿Piensa que todos los dirigentes y empresarios deberían concurrir a este viaje alguna vez en su vida? ¿Por qué?

Sí. Los podría fortalecer en un montón de aspectos.

De hecho, para que  el país salga adelante hace falta que los dirigentes hagan alguna vez este tipo de actividades para aplicarlas en sus trabajos y contribuir al mejoramiento social.